jueves, 22 de enero de 2015

CÓMO FUNCIONA EL GOBIERNO EN COLOMBIA

El gobierno colombiano está presidido por el Presidente de la República y hacen parte de éste la Vicepresidencia, los Ministerios y los Departamentos Administrativos. El gobierno es el encargado de crear y desarrollar políticas que lleven al país a un mejor desarrollo.
 La cabeza del gobierno es el Presidente de la República, quien es elegido democráticamente; esto es por elección popular. Todos los ciudadanos colombianos mayores de 18 años que tengan cédula de ciudadanía pueden votar.  Para que un candidato sea elegido Presidente de la República debe tener a su favor la mitad más uno del total de los votos escrutados. Si ninguno de los candidatos tiene esta cantidad de votos, los candidatos que quedaron en primer y segundo lugar pasan a una segunda vuelta electoral.

¿Quiénes trabajan con el Presidente? Una vez el Presidente es elegido escoge su equipo de trabajo, que consta de ministros y directores de los departamentos administrativos. Así como el Presidente puede escoger libremente a sus ministros y a los directores de los departamentos administrativos, también puede cambiarlos en cualquier momento. Este equipo de trabajo se llama el gabinete.
 En Colombia hay trece Ministerios, que son dirigidos por sus respectivos ministros. Estos son personas de la entera confianza del Presidente y están muy bien preparados para diseñar y ejecutar políticas que afectan a una buena parte de la población nacional. El Presidente y los ministros son quienes planean y ejecutan las políticas que el gobierno adopta en las distintas áreas de la vida de este país. Cada vez que el Presidente lo considere pertinente, los ministros se reunen con él en su despacho en lo se llama el Consejo de Ministros. Este Consejo tiene funciones consultivas, esto es para aconsejarle al Presidente sobre aspectos de la vida nacional.
Los Departamentos Administrativos son dependencias de la Presidencia que buscan responder a necesidades más técnicas que políticas y que buscan ejecutar un servicio público. Los directores de los departamentos administrativos, al igual que los ministros, son elegidos por sus capacidades y tienen la entera confianza del Presidente.
¿Quiénes trabajan con el Presidente? Una vez el Presidente es elegido escoge su equipo de trabajo, que consta de ministros y directores de los departamentos administrativos. Así como el Presidente puede escoger libremente a sus ministros y a los directores de los departamentos administrativos, también puede cambiarlos en cualquier momento. Este equipo de trabajo se llama el gabinete.
 En Colombia hay trece Ministerios, que son dirigidos por sus respectivos ministros. Estos son personas de la entera confianza del Presidente y están muy bien preparados para diseñar y ejecutar políticas que afectan a una buena parte de la población nacional. El Presidente y los ministros son quienes planean y ejecutan las políticas que el gobierno adopta en las distintas áreas de la vida de este país. Cada vez que el Presidente lo considere pertinente, los ministros se reunen con él en su despacho.

De dónde salen los recursos que el Presidente utiliza para desarrollar sus proyectos?
Los recursos que el Presidente y su equipo de trabajo utilizan para desarrollar los proyectos están calculados en el Presupuesto Nacional. Este es un documento que el gobierno debe presentar al Congreso al finalizar el año y que debe ser aprobado por la rama legislativa. Este presupuesto tiene en cuenta tanto ingresos como gastos de la nación.
Los ingresos de la Nación se podrían dividir en tres grandes rubros: los ingresos por impuestos, los ingresos provenientes de las empresas del sector público y con deuda interna o externa.
Los impuestos son aquellos recursos que individuos y empresas deben pagar al Estado para asegurar el funcionamiento de este. Algunos impuestos que se pagan en Colombia son el IVA (Impuesto al Valor Agregado), impuesto sobre la Renta, impuesto sobre el patrimonio, impuesto a exportaciones e impuestos a importaciones. Estos sirven para mantener el aparato estatal funcionando y son recaudados por la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacional), que se los entrega al gobierno para que sean invertidos en educación, salud y seguridad.
Las empresas del sector público hacen parte de otro de los grandes rubros de los ingresos estatales. ECOPETROL, el Banco de la República y generan recursos que el gobierno utiliza para realizar sus proyectos.
El tercer gran rubro de ingresos estatales es el de la deuda. Este a su vez se puede dividir en tres grupos: deuda interna, deuda externa y emisión de bonos. La deuda interna es aquella que el estado adquiere con sus propios ciudadanos. En la deuda externa, los acreedores son otros países u organismos multilaterales como el BID o el Banco Mundial. Cuando un estado no tiene dinero suficiente, emite unos bonos de deuda pública que los ciudadanos compran. El estado recibe el dinero y le paga a los ciudadanos más adelante con unos intereses altos.

jueves, 2 de octubre de 2014

VERTIENTES HIDROGRÁFICAS DE COLOMBIA


Las vertientes hidrográficas son grandes unidades que agrupan los sistemas de drenajes (ríos), que vierten sus aguas en un mismo destino, el cual puede ser un océano, el mar, un lago o un río. El relieve hace que los ríos de Colombia corran en distintas direcciones: unos hacia el Pacífico, otros hacia el Caribe y algunos pocos hacia el golfo de Maracaibo, en Venezuela. Los ríos más largos corren por las llanuras orientales hasta desaguar en el Orinoco y en el Amazonas.

Esta distribución permite distinguir en Colombia cinco grandes vertientes: el mar Caribe, el océano Pacífico, el río Amazonas, el río Orinoco y la vertiente del Catatumbo. Cada una de estas vertientes tiene características propias en cuanto a área, dirección en la cual drenan sus aguas, clima, vegetación, longitud y caudal de los ríos que la forman.

En términos generales estas vertientes generan un caudal promedio de 66.440 m3/seg, equivalente a un volumen anual de 2.113 km3, del cual el 23% corresponde a la vertiente del Caribe; el 10%  a la vertiente del Pacífico; el 34% a la vertiente de la Amazonía; el 32% a la vertiente de la Orinoquía y sólo el 1% a la vertiente del Catatumbo.

VERTIENTE DEL CARIBE

Es la vertiente más importante del país, especialmente desde el punto de vista económico ya que alrededor de sus ríos se ha estructurado un complejo intercambio entre las regiones que recorre. La vertiente del Caribe es alimentada por las tres cordilleras Andinas, recogiendo los ríos que recorren de sur a norte, los grandes valles interandinos y vierten sus aguas en el mar Caribe o de las Antillas.

Esta vertiente cuenta con una extensión de 363.878 km cuadrados, siendo su principal río el Magdalena, cuyos afluentes son los ríos Cauca, Cesar, San Jorge, Carare, Sogamoso, Lebrija, Saldaña, Bogotá, Negro, Sumapaz, Guarinó, Lagunilla, La Miel, Magdalena y Nus. Otros ríos como el Atrato, Chicamocha, San Jorge, Sinú y el Cesar también drenan este sector, son de escasa longitud y por lo general transcurren por zonas de alta pluviosidad que los hacen bastante caudalosos y generan ocasionalmente inundaciones en las amplias llanuras caribeñas.

Cuenca Magdalena-Cauca

Es este el sistema fluvial de mayor importancia en Colombia, no sólo por su gran extensión, superior a todos los de más, sino también y, especialmente, por la riqueza económica de las tierras que comprende. El Magdalena es el río de la Patria. Su longitud total, desarrollada de sur a norte, entre las cordilleras Central y Oriental, es de 1.558 km, de los cuales son navegables 1290 Km, interrumpidos en el salto de Honda.

El Magdalena es el río interandino de mayor extensión en Suramérica, arrojando al mar 8.000 m3/seg. Su cuenca tiene una extensión de 256.622 km cuadrados, y  recibe las aguas de cerca de 500 afluentes por ambas orillas, así como, más de 5000 arroyos y quebradas. Sirve de lazo de unión entre los diversos pueblos de los territorios que recorre, desde su nacimiento en la laguna de la Magdalena, en el páramo de las Papas (Macizo Colombiano) a 3685 m de altura, hasta su desembocadura, en las Bocas de Ceniza en el mar Caribe.

Su principal puerto es Barranquilla y le siguen en importancia los puestos de La Dorada, Puerto Berrío, Barrancabermeja, Puerto Wilches, Magangué, El Banco y Girardot. El Magdalena está comunicado con el puerto marítimo de Cartagena a través del canal del Dique, obra humana de 105 km de longitud.

Por su parte, el río Cauca es el más importante entre los muchos afluentes del Magdalena, con una longitud total de 1350 km, de los cuales son navegables un poco más de 620 km. El Cauca nace también en el Macizo Colombiano, en la laguna del Buey. Corre entre las cordilleras Central y Occidental y tributa sus aguas en el Magdalena, a la altura del departamento de Bolívar, después de regar una hoya hidrográfica cercana a los 63.300 km2 de superficie, en la cual se destaca su parte media como una de las zonas más fértiles del país, en territorio del departamento del Valle del Cauca.

Cuenca del Río Atrato

Es la principal vía de comunicación del Chocó. Este caudaloso río, (uno de los mayores del mundo, en relación con su longitud), cuenta con una longitud de 750 km y su navegabilidad de 500 km. Nace en el cerro Plateado, en la cordillera Occidental, siguiendo un curso sur-norte entre esta cordillera y la serranía del Baudó, a través de un valle húmedo, el cual lo ha favorecido como vía de comunicación, para desembocar finalmente en el golfo de Urabá, en los límites entre Chocó y Antioquia.

Entre sus muchos afluentes, los más destacados son el Riosucio, el Murri, el Arquía y el Truandó. Su principal puerto es Quibdó. La cuenca del río Atrato, cuya extensión es de 35.000 km es rica en oro, maderas y es a su vez, una región muy fértil.

Cuenca de la Sierra Nevada de Santa Marta y La Guajira

Debido a la cercanía de la Sierra Nevada de Santa Marta al mar, (escasos 40 km), donde nacen a más de 4000 m de altura, los ríos de esta cuenca son al mismo tiempo cortos y torrentosos, muy poco aptos para la navegación, pero a su vez aprovechables para el regadío y para la producción de energía hidroeléctrica. Los ríos más destacados de esta cuenca son el Fundación, el Ranchería o Riohacha y el Cesar, que entrega sus aguas al Magdalena, a través de la laguna de Zapatosa en el departamento de Magdalena.

Cuenca del Río Sinú

El río Sinú ocupa el tercer lugar en importancia, después del Magdalena y el Cauca, en la vertiente del Caribe. Con una extensión de 17.000 Km2 y una l0ongitud de 345 km, es navegable en 200 km, hasta Montería, su principal puerto. La cuenca del Sinú es una rica región ganadera y una de las más fértiles de Colombia. El Sinú nace en el nudo de Paramillo y desemboca en la bahía de Cispatá en golfo de Morrosquillo.


VERTIENTE DEL PACÍFICO

La vertiente del Pacífico tiene una extensión de 76.500 Km2 y es formada por más de 200 ríos. Obedece fundamentalmente a la presencia en su extremo oriental, de la cordillera Occidental y de las serranías del Baudó y del Pacífico, las cuales le sirven como centros hidrográficos donde nacen los ríos, así como también de barreras naturales a los vientos oceánicos, que al originar permanentes lluvias alimentan el caudal de los mismos.

Esta vertiente se caracteriza por tener ríos de corta longitud y bastante caudalosos por las altas precipitaciones presentes en la zona, que alcanzan los 9000mm anuales. Los principales ríos que drenan este sector son el San Juan, Patía, Baudó, Mira, Micay, Dagua, Anchicayá, Yurumanguí, Naya, Guapí, Iscuandé y Mataje.

Cuenca del Río San Juan

La cuenca del Río San Juan es el más importante de la vertiente del Pacífico colombiano, cuenta con una superficie de 15.000 kilómetros cuadrados, ubicados entre la Cordillera Occidental y las colinas bajas del Litoral Pacífico. Esta cuenca está separada de la del Río Atrato en la parte norte, por una cadena de colinas que alcanzan elevaciones alrededor de 100 metros de altura sobre el nivel del mar.

El Río San Juan tiene un caudal de 1.300 metros cúbicos por segundo, lo que lo hace el río más caudaloso que llevan sus aguas al Pacífico en toda Suramérica. Los afluentes principales y de mayor caudal los recibe por la banda derecha, lo cual se explica por la anchura del valle por este lado y al fondo la Cordillera Occidental, la cual da origen a grandes vertientes; en cambio en la banda izquierda la vecindad de la serranía del Baudó no le permite el tributo, sino de cortos y pequeños ríos.

Entre los tributarios más importantes están el Paimadó, navegable en parte de su curso; el Tamaná, sus riberas son pobladas y cultivadas a trechos, el Sipí con una cuenca de más de 3.400 kilómetros cuadrados de superficie, el Calima desde el cual se puede comunicar con el Puerto de Buenaventura. Otros afluentes importantes son los ríos Cucurrupí, Copomá y Munguidó.

Cuenca del Río Patía

El Patía es el río más extenso de la vertiente Pacífica de Colombia y de Suramérica, con sus 400 km de curso, de los cuales sólo son navegables 90 debido a que es un río de montaña y llanura. Su recorrido lo realiza con dirección sur, entre las cordilleras Central (donde nace en el Macizo Colombiano) y Occidental, a la cual rompe en la depresión de la Hoz de Minamá, para entrar luego en la llanura del Pacífico donde recibe su principal afluente, el Telembí. La cuenca del Patía se destaca económicamente por sus riquezas en oro, cacao y banano.

Cuenca del Río Mira

El Mira tiene su origen en territorio ecuatoriano, en el cual realiza la mayor parte de su recorrido. Marca límites entre Colombia y Ecuador, correspondiéndole a Colombia 88 km del total de su curso. Es navegable en toda su extensión. La hoya hidrográfica del río Mira transcurre por regiones selváticas, y muy poco pobladas, pero mucho más aptas a la vida humana que las selvas del Chocó. Los cultivos de banano y palma africana se destacan entre los más importantes en esta cuenca.

Cuenca del Río Baudó

Es la más pequeña de las hoyas hidrográficas del Chocó, con una extensión de 375 kilómetros cuadrados. El Río Baudó nace en el Alto del Buey a una altura de 1.810 metros de altura sobre el nivel del mar y sigue un recorrido norte-sur hasta la desembocadura del Río Pepé, en donde gira hacia el oeste para tributar sus aguas al Océano Pacífico.

Recibe en su recorrido las aguas de unos 112 afluentes, entre los que se cuentan ríos, quebradas y arroyos. El valle del Baudó tiene una vegetación vigorosa y se caracteriza por su excesiva humedad y calor sofocante. Los ríos más importantes que desembocan directamente al Oceáno Pacífico son el río Nuquí, el Juradó y el río Valle.


VERTIENTE DEL ORINOCO

La vertiente hidrográfica de la Orinoquía incluye grandes ríos como el Río Orinoco, el Guaviare, el Meta, el Inírida y otros más pequeños como el Tomo y el Vichada. La mayor parte de los ríos de esta vertiente nacen en la cordillera oriental y descienden a la llanura donde se explayan y generan amplias zonas de inundación.

El principal río de esta vertiente es el Orinoco, el cual baña el suelo colombiano en una extensión de 250 km, justamente donde sirve de límite con la hermana republica de Venezuela. Sin embargo, dentro del territorio colombiano comprende las hoyas de los ríos Arauca, Meta, Vichada, Guaviare, Inirida, Ariari, Guayabero, Casanare, Tomo, Cusiana, Tuparro y Guarrojo.

Cuenca del Río Orinoco

Este gran río, el tercero por su caudal en esta parte del mundo, nace en los límites entre Brasil y Venezuela, en la sierra Parima; su longitud total es de 2900 km, de los cuales son navegables 1930 y 420 se desarrollan en la región limítrofe entre ambos países. Este sector del río es navegable por embarcaciones mayores, pero la navegabilidad se ve interrumpida por los rápidos de Atures y Maipures.

Su hoya hidrográfica lo coloca también en los primeros lugares de América, pues su extensión es de 757.000 km2. Se comunica con el Amazonas a través del brazo natural de Casiquiare que desagua en el río Negro, formando entre ambos, una inmensa red hidrográfica, la mayor de Suramérica.

El Orinoco desagua en el océano Atlántico, en territorio venezolano, por cerca de 50 bocas, formando un inmenso delta. Los más importantes afluentes colombianos del Orinoco son de norte a sur: el Arauca, el Meta, el Vichada y el Guaviare.

Cuenca del Río Arauca

Nace en el Páramo del Almorzadero a 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar, cuenta con una longitud 1.050 km, de los cuales 510 km son navegables. Marca límites con Venezuela en 280 km y recorre en Colombia 400 kms, para finalmente verter sus aguas en el río Orinoco. Sus principales afluentes son los ríos Bajabá, el Satocá, el San Miguel, Maroua y Rudiván.

Cuenca del Río Meta

Es el principal río de los Llanos Orientales colombianos, con un total de 804 km de los cuales 785 son navegables, haciéndolo de gran utilidad para el comercio de estas extensas regiones y con Venezuela, a través del Orinoco. El Meta tiene sus fuentes en los ríos Humea, Guayuriba y Guatiquía, los cuales nacen en el páramo de Sumapaz, en la cordillera Oriental; entre sus afluentes figuran el Cravo Sur, el Casanare, el Cusiana, el Upía y el Manacacías, entre otros.

Cuenca del Río Vichada

Nace en pleno llano, en el departamento del Meta. Su longittud es de 700 km, de los cuales son navegables cerca de 450. Es rico en peces y las tierras que riega son ganaderas. Sus principales afluentes son los rios Tillavá, Planas y Muco.

Cuenca del Río Guaviare

Surge de la confluencia de los ríos Ariari y Guayabero, los cuales nacen en la cordillera Oriental. Es el más largo de la Orinoquía con sus 1350 km de curso, de los que son navegables 620, por embarcaciones menores, debido a los raudales de su lecho. Marca límites entre el llano y la selva; su principal afluente es el Inírida, río de selva y con muchos raudales que dificultan su navegación.



VERTIENTE DEL AMAZONAS

Es la mayor vertiente del mundo y a Colombia le corresponde cerca de 332.000 km2, comprendiendo los ríos más largos del país. El caudal, de sus ríos es casi siempre considerable y se dificulta la navegación en ellos, bien por los raudales o rápidos que presentan algunos como consecuencia de desniveles propios del terreno, o por el carácter selvático de las regiones que atraviesan.

Estos ríos bañan las regiones llanas de la selva amazónica, donde reciben por lo general el aporte de numerosos caños que generan una considerable cantidad de ciénagas y pantanos a lo largo de todo su curso. La vertiente está conformada por los ríos Putumayo, Vaupes, Caqueta, Guainia, Caguán, Orteguaza, Yarí, Cahuinari e Igara Paraná.

Cuenca del Río Amazonas

Con seguridad puede afirmarse que este es el río más notable del mundo. Su longitud alcanza los 6.275 km. de los cuales son navegables 5.000; cuanta con un caudal máximo de 160.000 m3 por segundo y alrededor de 270 afluentes; forma en su desembocadura un estuario (boca) de 300 km de ancho; y posee una red navegable de 100.000 km, incluyendo a sus afluentes.

El Amazonas es el segundo. río en el mundo por su longitud, después del Nilo (6.450 km), el primero por su caudal y por su navegabilidad, de la que se deriva su mayor importancia y de la que se benefician, Perú, Ecuador, Colombia y Brasil. En su primer tramo se llama Marañón y nace en la laguna de Lauricocha (cordillera Occidental de los Andes peruanos). En realidad, el Amazonas propiamente dicho empieza en la confluencia de los ríos Marañón y Ucayali.

A Colombia le corresponden sólo 116 km de su gran extensión, al sur del trapecio amazónico, donde demarca los límites con el Brasil. En el trayecto que recorre por Colombia es navegable en toda su totalidad, siendo Leticia el puerto más importante del Amazonas, en nuestro país. Son varios los ríos colombianos que forman parte de la cuenca del Amazonas, destacándose desde el punto de vista económico los ríos Negro o Guainía, el Caquetá, el Vaupés y el Putumayo.

Cuenca del Río Negro o Guainía

Nace en el departamento del Guainía, en plena selva amazónica. Tiene una longitud de 2.000 km, de los cuales 650 corresponden a territorio colombiano. En total, la navegabilidad de este río asciende a 1700 km y a su vez, marca los límites entre Colombia, Venezuela y Brasil.

Cuenca del Río Caquetá

Se origina en el Macizo Colombiano, (páramo de las Papas) y recorre en total 2.200 km, de los cuales 1.200 km corresponden a Colombia y el resto a Brasil. Es navegable en 1.700 km, interrumpidos por los rápidos de Araracuara. Sus principales afluentes son: el Apaporis, el Caguán y el Orteguaza.

Cuenca del Río Vaupés

Nace también en plena selva amazónica, por la confluencia de los ríos Unilla e Itilla, en el departamento del Vaupés. Tiene 1.000 km de curso, los cuales son navegables en forma interrumpida. Es el afluente colombiano más importante del Guainía.

Cuenca del Río Putumayo

Es río fronterizo de Colombia con Perú, totalmente, y con Ecuador sólo en parte. Nace en el nudo de los Pastos, recorre 2.000 km, de los cuales 1.500 en Colombia. Son navegables 1650 km en total. Su principal afluente es el Guamués.

VERTIENTE DEL CATATUMBO

Es la mas pequeña de las cinco vertientes colombianas y la atraviesan ríos de poca longitud que drenan principalmente el lago de Maracaibo en Venezuela. Los ríos que la forman recorren el suelo colombiano en un breve trecho de sus respectivos cursos, siendo el principal el Catatumbo, quien se origina en Colombia y desemboca en Venezuela. Su cuenca es selvática pero de gran riqueza de flora y fauna. Los ríos más importantes de esta vertiente son el Zulia, río de Oro, Tarra, Sardinata, Táchira, Cicutilla, San Miguel y Presidente.

jueves, 14 de agosto de 2014

ORIGEN DEL RELIEVE AMERICANO

La fuerza principal que da forma a nuestro planeta a lo largo de mucho tiempo es el movimiento de la capa externa, a través del proceso de tectónica de placas.
Como se muestra en esta imagen, la rígida capa externa de la Tierra llamada litósfera, está formada por placas que encajan entre sí como un rompecabezas. Estas placas están hechas de rocas pero la roca es, por lo general, muy liviana en comparación con el denso fluído que tiene debajo. Esto permite que las placas "floten" sobre el material más denso.
Los movimientos que ocurren muy dentro de la Tierra llevan calor desde el interior hasta una superficie más fría, y hace que las placas se muevan muy lentamente a lo largo de la superficie, a un ritmo de aproximadamente 2 pulgadas por año. Existen muchas hipótesis diferentes para explicar exactamente cómo es que estos movimientos permiten que las placas se desplacen. 
nteresantes cosas ocuuren en los bordes de las placas. Las zonas de subducción se forman cuando las placas chocan entre sí, las cordilleras en expansión se forman cuando las placas se separan, y se forman grandes fallas cuando éstas se deslizan una respecto a otra.  

Pista para los Movimientos de las Placas

Muchas de las características de la superficie ofrecen evidencia de que la litósfera se está desplazando.
Dos tipos de características pueden surgir cuando las placas se separan. En las cordilleras en medio del océano , el fondo del mar se divide y la roca derretida o magma forma una nueva corteza, que asciende del manto. Las cordilleras continentales se forman cuando los continentes comienzan a separarse. Si una cordillera continental continúa separándo a un continente, eventualemnte podría convertirse en una cuenca oceánica.
Cuando dos placas se acercan entre sí, se pueden formar muchas características. Por lo general, una de las placas es forzada a descender en dirección a la caliente astenósfera, hacia la zona de subducción. Los Volcanes se pueden formar cuando una placa subductiva se derrite y, la roca derretida sube a la superficie. Si ninguna de las placas es subductiva, las dos chocan entre sí y podrían formar montañas.
Si estas caraterísticas se encuentran en la superficie de un planeta prueban que la superficie del planeta está en movimiento. La litósfera en deslizamiento hace que la Tierra sea especial porque sólo hay unos pocos planetas con movimiento en su superficie. 

Formación de las Montañas

Las montañas se forman a través de un proceso general llamado "deformación" de la corteza de la Tierra. La palabra deformación es una palabra que también significa "doblar". Un ejemplo de este tipo de doblez proviene del proceso que describiremos a continuación.
Cuando dos secciones de la litósfera chocan, que no están bajo subducción, hace que las lajas de la litósfera sean forzadas hacia abajo, hacia regiones más profundas de la Tierra; las lajas de apilan unas contras otras, causando que una o ambas lajas se doblen como un acordión. Este proceso hace que la corteza se eleve, doble y deforme grandemente y de origen a las cordilleras de montañas. Generalmente, la formación de las montañas y el manto de subducción van juntas.
Este proceso se ilustra en la figura a la izquierda. La placa de la litósfera que aparece a la derecha se haya bajo subducción, mientras que la fuerza de colisión gradualmente hace que la placa a la izquierda se doble completamente. Conjuntamente a esto, el derretimiento de las lajas bajo subducción conlleva a la formación de volcanes.